Conecta con tu centro

Uno de los grandes beneficios de la meditación es conectar con tu yo interior o conectar con tu centro. Es decir, una vez comencemos con el habito de la meditación, el único objetivo de esta practica no es simplemente desconectar del interior, no. Hay que ir un paso más allá y conseguir un estado de paz y armonía con nosotros mismos que solo se consigue conectando con nuestro centro.

Conectando con nuestro centro, conseguimos recuperar el control y mantenerlo en situaciones críticas para poder conseguir una vida cotidiana lo mas sana y feliz posible, sea lo que sea lo que ocurra en el exterior.

Pero, ¿cómo conectamos con nuestro centro? Una vez que la práctica de la meditación está instaurada en nuestra rutina diaria, conseguimos respirar, desconectar, dejar la mente en blanco… ahora debemos conectar con nuestros sentimientos, nuestros instintos… Debemos encontrar lo bueno que nos caracteriza, recordar ese estado en el que somos felices debido a una situación y extrapolarlo a todo nuestro ser. Abrazar nuestros fallos y errores y empoderarlas como una cosa buena que nos hace ser como somos y nos anula ni nos empequeñece. Querernos. Lo fundamental de todo esto es la aceptación primero y el amor a uno mismo, lo segundo.

Cuando le pides a alguien que nombre las tres personas más importantes de su vida, nunca formamos parte de esa lista ¿por qué? Deberíamos encabezar esa lista ya que nos debemos amar sobre toda las cosas. Así se conecta con nuestro centro.

¿Estás conectado con tu centro? ¿Aceptas y abrazas tu yo interior? Prueba, poco a poco, a conectar y tu vida cambiará.

Secretos del Agua
NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro boletín para conocer todas las novedades de Secretos del Agua™ antes que nadie
SUSCRIBIRSE
close-link