El ABC de los frutos secos

By 2nd septiembre 2017Educación

Los frutos secos nos aportan muchos minerales y vitaminas, tales como el fósforo, magnesio, potasio, vitaminas del complejo B y vitamina E. Todos ellos se convierten en excelentes herramientas para mantener una buena salud.

Por lo tanto, es necesario incorporarlos en nuestro día a día, teniendo en cuenta su alto aporte calórico. Pero son tan sanos que no conviene olvidar su ABC:

Ayudan a reducir los niveles de colesterol “malo” y aumentar el “bueno”, gracias a su contenido en grasas saludables también llamadas “insaturadas”. Además, contienen ácidos grasos oleicos y linoleicos y los Omega 3 que estimulan la compensación de colesterol en sangre.
– Sus Beneficios son de sobra conocidos. Tienen antioxidantes (como vitamina C y E), son fundamentales para combatir a los radicales libres y, por tanto, retrasan el envejecimiento.
Consiguen disminuir el estrés, la fatiga y el síndrome premenstrual, debido a sus aportes en ácido fólico.
– Son un excelente alimento para darte un plus de energía después de realizar un entrenamiento físico o de experimentar situaciones de estrés, gracias a su alto aporte de fibra, poca grasa saturada y mucha insaturada, proteína vegetal y sustancias bioactivas como los flavonoides. A ello también contribuye el aporte de minerales, potasio, calcio, fósforo, hierro, zinc, entre otros.

Ahora que hemos aprendido todo lo que los frutos secos nos pueden aportar, llega el momento de preguntarse cuáles son los mejores. Los nutricionistas recomiendan disfrutar de la amplia variedad de frutos secos, pero centrando nuestra ingesta en estos cinco:

– Nueces: contiene ácidos grasos Omega 3, cuyas propiedades más destacadas son mejorar los niveles de colesterol, no permitir el aumento de peso, proteger el corazón, disminuir la degradación de los huesos, entre otras. Se pueden consumir crudas pero también son un gran complemento alimenticio.

– Almendras: su alto aporte de vitamina E las hace un súper alimento. Sus vitaminas y minerales nos protegen de los radicales libres y absorben grasas. Las puedes consumir en recetas dulces o saladas, ya sea espolvoreadas, procesadas, como leche, como relleno, para salsas, como mantequilla y mucho más.

– Pistachos: son perfectos para saciar el hambre y picar entre horas. Sus nutrientes ayudan a reducir los riesgos de padecer degeneración muscular por la edad, principal causa de la ceguera en los ancianos.

– Avellanas: llenas de ácido fólico, ayudan a prevenir enfermedades del corazón y degenerativas. A su vez, contribuyen a relajar la sangre y los vasos sanguíneos y sacian mucho el hambre. Puedes consumirlas tanto crudas como utilizarlas para cocinar. Molidas junto con algo de cacao serán la merienda sana perfecta para los más pequeños.

– Cacahuetes: a pesar de ser legumbres se consideran un fruto seco. Contienen mucho folato, que ayuda en el desarrollo del cerebro y protege del deterioro cognitivo. Son recomendadas en las mujeres embarazadas y en los vegetarianos, por contener ácido fólico, vitamina E y grasas saludables. Con tan solo molerlos en el procesador de cocina conseguirás una mantequilla de cacahuete muy saludable y perfecta para utilizar en todos tus platos.

Este es el “top 5” de los frutos secos pero la variedad es infinita. Te animamos a consumir aquellos que más te gusten, teniendo en cuenta que no puedes sobrepasar más de un puñadito al día y que dependerá de tu ingesta total tus necesidades de recurrir a ellos o no. Además, son la merienda otoñal ideal acompañados con algo de fruta.

Secretos del Agua
NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro boletín para conocer todas las novedades de Secretos del Agua™ antes que nadie
SUSCRIBIRSE
close-link