Hábitos para regenerar nuestro cerebro

Nuestro cerebro es un músculo que se puede entrenar y desarrollar, por eso hoy os queremos hablar de hábitos para regenerar nuestro cerebro. Cierto que no es un músculo, que es un órgano, pero si es cierto que podemos entrenarlo y moldearlo y  que sufre directamente con nuestro estilo de vida.

Hasta ahora sabíamos que una vida poco saludable, con una mala dieta y falta de sueño, era directamente dañino en nuestro cerebro, sobre todo en nuestra composición neuronal, haciendo que perdiéramos neuronas poco a poco.
Se pensaba que estas neuronas ya no se podían recuperar, pero recientes estudios han demostrado que si es posible, que las neuronas si se pueden regenerar. Este proceso se llama neurogénesis.
Como decíamos al principio, podemos ejercitar nuestro cerebro y evitar situaciones nocivas como las anteriormente mencionadas. El estrés está directamente relacionado con la pérdida de neuronas, afectando sobre todo a la zona de la memoria.
Pero, ¿qué ejercicios podemos hacer para activar la neurogénesis?
Ejercicio para el cuerpo: el deporte y el ejercicio físico ayuda a nuestro cerebro ya que cuando corres o caminas a paso ligero, por ejemplo, consigues bombear más cantidad de sangre con mayor carga de oxígeno a tus órganos, incluido el cerebro. Este oxigeno combate la oxidación de las neuronas y su consecutiva muerte, incluso puede crear neuronas nuevas.
Ejercicio para tu mente: también debes hacer que tu cerebro de ponga en forma retándole cada día con actividades que le hagan esforzarse y trabajar. Leer, aprender un idioma, practicar juegos de astucia como sudokus o crucigramas, tocar un instrumento…
Cuida tu dieta: una dieta basada en alimentos ultra procesados y grasas saturadas es directamente proporcional con el envejecimiento prematuro de nuestro cerebro.
Apúntate a la corriente Del Real food o comida real, abraza una dieta baja en grasas pero alta en nutrientes para dar a tu cerebro todos los tipos de gasolina que necesita. También le puedes premiar por la mañana co algo Dulce como fruta, una onza de vaco puro o una cucharadita de miel.
Meditar: con la meditación conseguimos llegar a otras áreas del cerebro que no conseguimos durante nuestro día a día. Activamos la concentración, la capacidad de mantener nuestra mente en calma y emitimos ondas alfa que a su vez producen ondas gamma, que ayudan a crear nuevas conexiones neuronales y nuevas neuronas.
Sabiendo todo esto, apetece cuidar nuestro cerebro un poco más, ¿verdad?
¿Ejercitamos las neurogénesis?
Secretos del Agua
NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro boletín para conocer todas las novedades de Secretos del Agua™ antes que nadie
SUSCRIBIRSE
close-link