Un té helado para depurar el organismo

By 28th abril 2018Educación

Llega el calor y con él un mayor interés por cuidarnos y, por qué no, de disfrutar de una bebida fría y saludable. Si unimos ambos deseos, descubriremos a un gran aliado: tés helados para depurar el organismo.

Lo cierto es que hay varias infusiones o tés con propiedades depurativas, pero a menudo ni son los más sabrosos, ni tampoco los más agradables al paladar. Pero ¿y si los preparasemos como si fuera un té helado? No sólo conservamos las propiedades sino que podemos aumentar el efecto, gracias al limón o al jengibre, logrando una bebida refrescante y muy rica.

¿Quieres saber cómo? Prueba la siguiente “receta”: Después de infusionar las hierbas respetando los tiempos de infusión de cada una, añadimos un toque cítrico, por ejemplo limón, naranja o lima. Lo podemos hacer exprimiendo su jugo o incorporando unas rodajas. Estas infusiones también admiten hojas de hierbabuena, menta o frutos rojos para convertirlo en más delicioso todavía. Si aún necesitas un plus de endulzante, puedes añadir sirope de agave. Después removeremos bien e incorporaremos hielo, mejor si es pilé, ese hielo que está muy picado, genial para granizados. ¡Y voilá! Ya tenemos un té depurativo bien frío para amenizar la tarde.

Solo queda elegir la hierba base de la infusión, según nuestro objetivo depurativo. Las más comunes, son las siguientes:

Cardo Mariano: o comúnmente conocido como el ‘guardián del hígado’. Además de sanar hígado y vesícula, reduce el colesterol malo.
Diente de León: depurador sanguíneo, actúa como un maravilloso tónico para el organismo. También es antiinflamatorio, reparador y laxante. Bébelo media hora después de comer.
Alcachofa: en té, previene la hepatitis, la diabetes, el sobrepreso y la insuficiencia hepática. Elimina el colesterol y reduce el azúcar en sangre.
Cola de Caballo: Para el té, combina genial con hierbabuena, menta o hinojo. También limpia los pulmones de mucosidad, previene resfriados y favorece la digestión.
Tomillo: El té de tomillo es muy bueno para corregir las malas digestiones así como los estados de nerviosismo. Mejora el funcionamiento del hígado y de la vesícula. Nos ayuda a eliminar impurezas a través de la orina.
Té verde: por supuesto, no podía faltar ya que cómo sabemos es un poderoso antioxidante y un gran aliado contra el envejecimiento. Elimina la grasa del hígado y favorece la circulación. Mejor siempre por la mañana.

Sabiendo todo esto y que se pueden preparar de una manera sencillo ¿a quién le apetece un té depurativo bien fresquito para este verano?

Secretos del Agua
NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro boletín para conocer todas las novedades de Secretos del Agua™ antes que nadie
SUSCRIBIRSE
close-link