Antibióticos naturales

By 30th diciembre 2017 Educación

A veces olvidamos las múltiples bondades que la naturaleza nos ofrece. Los antibióticos naturales son muy eficaces y nos ofrecen remedios que respetan nuestro cuerpo y ritmo biológico. Con muchos menos efectos secundarios, resultan una maravillosa opción a la que recurrir siempre que sea necesario.

Un antibiótico impide el crecimiento de microorganismos, normalmente bacterias, que enferman el cuerpo. Muchas personas están habituadas a recurrir a antibióticos a base de sustancias químicas, que se obtienen directamente de la naturaleza. Así que conocer los componentes naturales de estas sustancias nunca está de más. Y podremos disponer de ellos en nuestras despensas para ofrecer una alternativa natural.

Algunos de los antibióticos naturales más eficaces son:

– El ajo

Es uno de los mejores y más potentes, combinados tiene más de 60 componentes antivirales y antibacteriados, que no sólo curan sino que previenen todo tipo de infecciones. Se puede utilizar tanto interna como externamente, sobre las heridas. No olvidéis incluirlo en vuestra cocina e intentar consumirlo crudo siempre que podáis.

– El jengibre

Tiene un poder antibiótico selectivo, esto quiere decir que es implacable con los microorganismos malignos y fomenta el crecimiento de microorganismos benignos como los de la flora intestinal que permiten combatir mucho mejor enfermedades y mantener la buena salud general. Resulta un aliado ideal contra catarros e infecciones intestinales, además de ser un aliado maravilloso contra los mareos y nauseas.

– La cebolla

Junto con el ajo, se trata de uno de los más importantes antibióticos naturales, sobretodo en todo lo que tiene que ver con las vías respiratorias. Además es excelente para combatir todo tipo de parásitos intestinales.

– El romero

Tiene más de 20 propiedades antivirales. El té de romero es excelente para evitar infecciones y enfermedades, así que si te gusta su sabor no dudes en consumirlo de forma habitual.

– La cúrcuma

La reina de las especies, en cuento a sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas, antibióticas y analgésicas, debería formar parte de nuestras cocinas y botiquines. Consumida caliente, en un Golden Milk, por ejemplo o en comprimidos nos ayudará a derribar cualquier microorganismo que nos ataque.

– La Miel de abeja

La miel de abeja cruda está considerada como uno de los mejores antibióticos naturales que podemos encontrar. También ayuda a nivel intestinal y, además, nos ofrece un dulzor natural sin igual. Así que nuestras abuelas no estaban tan desencaminadas cuando al resfriarnos nos ofrecían remedios donde el principal componente era la miel.

Estos son algunos de los antibióticos naturales que todos ponemos encontrar en nuestras despensas, pero existen muchos más pues, como dice el dicho, la naturaleza es sabia y nos provee de todo aquello que necesitamos. Escuchar a la madre tierra para permanecer y vivir de una forma sana y consciente

Secretos del Agua
NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro boletín para conocer todas las novedades de Secretos del Agua™ antes que nadie
SUSCRIBIRSE
close-link