Apuesta por los alimentos felices

By 11th agosto 2018Educación

Toca hacer la compra e instintivamente te vas, con cierto cargo de conciencia, hacia los ultraprocesados. ¡Error! Apuesta por los alimentos felices para llenar tu despensa y crear tus comidas.

¿Alimentos felices? ¿Eso existe? Claro que sí. Piensa: cuando estás cansado, estresado, de bajón, triste o ha sido simplemente ‘un mal día’… ¿A qué desearías comer pizza, bollos, hamburguesa, fritos o cualquier tipo de comida alto en grasa y azúcar?

Esto es cerebral y anímico, no fisiológico. Simplemente, quieres premiarte, consolarte o incluso saciar tu ansiedad con algo rápido que aumente inmediatamente tu nivel de azúcar en sangre (falsa felicidad) y nos deje llenos y cansados y tranquilos.

En cambio fisiológicamente el efecto es el contrario. Se puede equiparar al alcohol y su euforia inmediata que siempre viene acompañada de una tristeza posterior. Eso es lo que le pasa a nuestro sistema, se deprime sin grasas y azúcares y quiere más.

Pero esto no te pasará si disfrutas de alimentos felices en tu día a día. Como hemos dicho, la ingesta de azúcares hace que la glucosa aumente de forma rápida y te sientas feliz, pero no es una felicidad buena ni duradera, porque baja de repente haciendo que sientas agotamiento y hambre, y que vuelvas a empezar ese círculo vicioso.

Rompe este circulo y la felicidad será real. ¿Cómo? Comiendo 5 veces al día, eliminando los azúcares y añadiendo carbohidratos de absorción lenta, que dan más energía y sacian.

SI quieres tener buen humor a lo largo del día, desayuna fuerte con alimentos que carguen las pilas a tope como frutos secos, fruta fresca y copos de avena. Después haz una comida ligera pero alta en nutrientes y grasas buenas para mantener ese buen ánimo. Esto es pescado, aguacate, legumbres en ensalada… Y, para terminar el día, apuesta por cenas relajantes como sopas o cremas, verduras al vapor o una tortilla francesa. Huye de fritos y grasas que te den una mala noche.

¿Hablamos de la cesta de la compra? Pues que no falte: chocolate puro, mejillones, café, levadura de cerveza o espirulina. Todos ellos ayudan a aumentar la serotonina que es la hormona de la felicidad.

Secretos del Agua
NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro boletín para conocer todas las novedades de Secretos del Agua™ antes que nadie
SUSCRIBIRSE
close-link