Beneficios de caminar

By 10th noviembre 2018Educación

Cada cierto tiempo a todos nos da por abrazar una disciplina deportiva nueva, normalmente influidos por modas y efectos del marketing y nos olvidamos de los grandes beneficios que tiene caminar. Nos matamos una, dos o tres horas en el gimnasio en clases durísimas que nos hacen pasarlo mal e incluso lesionarnos y el resto del día lo pasamos postrados en la silla frente al ordenador, metidos en un atasco en el coche o sentados en el sofá en casa.

Nuestra vida seguirá siendo sedentaria mientras no nos inculquemos una rutina diaria en la que nos obliguemos salir a caminar. Pero ¿cuánto hemos de caminar para dejar de tener una vida sedentaria? Nada más y nada menos que 10.000 pasos que equivalen a, más o menos, 8 kilómetros, dependiendo la zancada de cada uno. Esta es la base de una vida sana, ¿los cumples? ¿Te haces una idea de los pocos pasos que damos al día?

Toda esta idea de los 10.000 pasos, como siempre, no es nada nuevo. Proviene de Tokio, año 1965, durante los Juegos Olímpicos en los que se promovía un estilo de vida saludable y se fijo esta cifra como razonable y para eliminar el sedentarismo de nuestra vida. Así que calcula que distancia puedes incorporar en tu rutina para hacer todos estos pasos. Quizá sea bajar una arada de metro antes, aparcar el coche más lejos, dar una vuelta al perro antes o una caminata refescante a primera hora de la mañana. Lo importante es eliminar el sedentarismo y poder disfrutar de los beneficios de caminar en nuestra vida, que son los siguientes:

Fortalece el corazón. Caminar a paso ligero durante media hora reduce la presión arterial y reduce el riesgo de sufrir un infarto.
Controla el peso. Se consumen calorías y se producen cambios a nivel metabólico.
Conserva la memoria. Previene la degeneración del hipocampo, zona del cerebro relacionada con la memoria y el aprendizaje. Reduce hasta un 40% el riesgo de sufrir enfermedades neurológicas.
Huesos más resistentes. Se fortalecen (se fijan los minerales que los componen) con cada paso que das. Las articulaciones también se benefician.
Tonifica los músculos. Las piernas se tornean y se fortalecen los glúteos, los músculos de la espalda, el abdomen y los brazos. Es un ejercicio completo.
Mejora el humor. Se segregan endorfinas que producen euforia. Cuanto más intenso es el ejercicio, más potente es el efecto.
Reduce el azúcar. Una breve caminata después de cada comida reduce el riesgo de sufrir diabetes.
Estimula la inmunidad. Hacer ejercicio en el otoño e invierno te protege frente a resfriados y gripes.
Favorece el sueño. Sobre todo si corres cada día al aire libre a primera hora de la mañana.
¡Y alarga la vida! Una caminata diaria alarga la vida una media de ¡siete años!

¿Te atreves a hacer la prueba? Todos los móviles llevan un podómetro incorporado, echa un vistazo a tu media diaria y ¡rétate a superarte!

Secretos del Agua
NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro boletín para conocer todas las novedades de Secretos del Agua™ antes que nadie
SUSCRIBIRSE
close-link