Neceser de REGALO por compras superiores a 50€

Hair

Cómo cuidarse el pelo para que esté sano, sedoso y brillante

pelo sano

El cabello es un claro reflejo de nuestro estado físico y emocional. Un periodo de estrés, el paso del tiempo o la contaminación ambiental causan estragos en nuestro cabello y necesita, en cada uno de esos momentos, un cuidado acorde con las alteraciones que está sufriendo.

Cuidarse el pelo no debe resumirse solo elegir un buen champú o cortarse periódicamente las puntas; es una carrera de fondo. Un cuidado óptimo de tu cabello debe incluir una serie de pasos que tienes de cumplir de manera continuada para evitar problemas como el encrespamiento, la falta de volumen, la sequedad o las puntas abiertas.
Para poder gozar de un pelo sano, brillante y, en definitiva, una buena salud capilar, es importante estar informado sobre qué hacer y qué no.

¿Por qué deberíamos cuidar el cabello?

Cuidar el cabello no es solo una cuestión de estética. Las irritaciones, el picor o el exceso de grasa son algunos de los problemas a los que nos puede derivar un mal tratamiento del cabello.
Si no llevamos un cuidado continuo, es posible que suframos alteraciones como dermatitis, caspa o psoriasis. El cuero cabelludo sensible es más común de lo que pensamos, por ello para reducir sus daños necesitas una rutina para el cabello sensible.
En esta rutina, el objetivo principal debe enfocarse a hidratar el cabello. Para ello, es importante exfoliar el cuero cabelludo al menos una vez al mes y elegir champús sin sulfatos ni siliconas. Los champús con sulfatos eliminan los aceites naturales del cuero cabelludo, lo que estimula la descamación e irritación. Desde Secretos del Agua te recomendamos siempre el uso de cosmética creada a partir de activos botánicos con propiedades calmantes si tienes un cuero cabelludo sensible o hidratantes si tu cabello es más graso.

cómo cuidar el pelo para tenerlo sano y brillante

Cuidados del cabello: Descubre la rutina perfecta para ti

Cada tipo de cabello necesita un cuidado adaptado a sus necesidades. Si ya sabes si tu cabello es seco o graso, si quieres un tratamiento anticaída o prefieres centrarte en eliminar la descamación o si, por el contrario, lo que buscas es devolver a tu cabello el brillo y la suavidad que tenía antes de decolorarlo, tu rutina y los productos que vayas a elegir para su cuidado deben estar pensados en función de lo que tu cabello necesite en ese momento.

El cepillado: Un buen cepillado es la base de un cabello sano. Peinar el cabello ayuda a repartir los aceites por todo el cabello, proporcionando la protección natural mas adecuada para cuidar tus cutículas. Los expertos aconsejan esta práctica dos veces al día ya que, además, el masaje del cepillo en el cuero cabelludo ayuda a mejorar la microcirculación al estimular los folículos capilares.
El sérum: hay momentos en los que nuestro cabello luce más seco, más graso o más opaco. Aplicar un sérum antes del champú ayuda a proporcionar un tratamiento más efectivo a la hora de reparar cabellos muy dañados debido a la gran concentración de activos que posee.
Elige un buen champú: la elección del champú debe ir ligada a tu tipo de cabello. Si tienes un cabello seco, te recomendamos que utilices un champú que te aporte los nutrientes que tu cabello necesita. El Limpiador Nutriente, además, restaura las cutículas dañadas y regula la caída aportando flexibilidad al cabello.
Si por el contrario lo que estás buscando es combatir la irritación, el Limpiador Sensitivo calma y suaviza las alteraciones del cuero cabelludo.
Un acondicionador para una melena lisa perfecta: Los acondicionadores son la solución perfecta para proteger, nutrir y embellecer el cabello. Es lo que la crema hidratante a la piel.
El acondicionador no es solo útil si lo que buscas es una melena lisa. Si tienes el cabello rizado y necesitas hidratarlo, puedes aplicar un acondicionador que te ayude a potenciar y moldear el rizo.

Cuidados específicos para problemas capilares

Además de otros agentes externos, el paso del tiempo también se deja notar en nuestro cabello. Las canas, la sequedad y la perdida de brillo son más visibles con el paso de los años. Es algo normal y debemos aceptarlo. Sin embargo, hay otros cambios que pueden ser molestos y pueden ser fácilmente evitables:

Caspa: la mejor manera de evitar la caspa, o reducirla, es mediante el uso de un champú adecuado, con principios activos que calmen e hidraten en profundidad el cuero cabelludo.
Caída: la alimentación es la clave de una buena salud capilar y, sobre todo, un método esencial para evitar la caída del cabello. Si la caída excesiva se produce durante todo el año y no es solamente estacional, enfoca tu tratamiento a fortalecer el cabello desde la raíz.
Cabello graso: Si estás buscando un tratamiento que te ayude a reducir la secreción sebácea de tu cuero cabelludo, pon en práctica una rutina que te ayude a lucir una melena más sedosa y brillante.
Quebradizo: Evita las coloraciones químicas y el uso de la plancha, en caso de que el cabello haya sufrido por estos tintes o alisados, te recomendamos una rutina natural para cabellos dañados.

Sea cual sea la alteración de tu cabello, recuerda siempre tratar el problema desde el origen. Utiliza productos naturales, una dieta variada y amolda los tratamientos a las necesidades específicas de tu cabello.

Compartir vía Facebook Twitter

Welcome to Secretos del Agua

It looks like you are in a country where we don't sell our products yet. Please, confirm that or choose another country manually.

or
information-icon

You are changing your country to %COUNTRYNAME%. Remember that prices and shipping costs may change. Please, check that everything is correct.