Neceser de REGALO por compras superiores a 50€

Face

Rojeces en la cara: descubre por qué las tienes y el tratamiento para calmarlas

Productos naturales para el cabello

¿Tienes rojeces en la cara y venitas visibles? Seguramente tienes cuperosis, una condición de la piel por la que aparecen rojeces en la cara debido a la dilatación de los vasos sanguíneos. Es bastante común en las pieles sensibles y blancas, se concentra en mejillas y nariz tomando la forma de pequeños filamentos rojos. En cambio, si tienes estos síntomas, pero con acné y la piel engrosada en mejillas y nariz, es muy posible que tengas rosácea. 

Si tienes uno de estos dos tipos de piel, te recomendamos que utilices productos con ingredientes naturales y activos botánicos de máxima calidad, ya que necesitas una hidratación en profundidad y reforzar la barrera protectora de tu piel. Vamos a contarte paso a paso el tratamiento para cuidar la piel con rojeces y calmar en casa estas dos afectaciones dermatológicas.

¿Qué es la cuperosis?

La cuperosis es un problema dermatológico que afecta principalmente a la tez, y se caracteriza por la aparición de pequeñas rojeces, irritaciones y pequeñas venitas en forma de tela de araña. 

El enrojecimiento de la piel afecta sobre todo a pómulos, nariz y mejillas, y aparece porque los vasos sanguíneos pierden elasticidad y se dilatan. Otro de los síntomas que se añaden a esta condición es sensación de calor y ardor en el rostro. 

La cuperosis es una afección de la microcirculación, y cualquier factor que provoque la dilatación de los vasos sanguíneos puede provocar cuperosis:

Tipo de piel: la piel sensible es la más propensa a mostrar rojeces y problemas en la piel. Este tipo de piel suele ser blanca, más fina y con la barrera protectora más debilitada. Si eres de los que tiene este tipo de piel, aquí te contamos cómo puedes cuidar la piel sensible.

Factores genéticos: las personas con la piel blanca y las mujeres son más proclives a esta condición. 

Factores ambientales externos: los cambios de temperatura bruscos y la exposición a los rayos ultravioleta también son condicionantes de que la piel esté reactiva. 

Traumatismos en la piel: los golpes pueden provocar que las rojeces permanezcan en la piel. 

¿Cómo se cura la cuperosis?

La cuperosis se puede tratar con el uso de productos para la piel específicos. Es muy importante que, si tu piel es hipersensible y tienes rojeces, usar una rutina de cuidado facial específica para la piel hipersensible. 

No se puede llegar a curar como tal, pero sí que se puede frenar su aparición y fortalecer la piel como barrera protectora de agresiones externas. Sigue leyendo para descubrir la mejor rutina para calmar la Cuperosis.

Tratamiento Sensitivo para rojeces en la cara

En Secretos del Agua te recomendamos nuestro tratamiento para pieles sensibles: el Tratamiento Sensitivo. Una completa rutina con la que podrás realizar una correcta limpieza e hidratación facial calmante para mejorar los síntomas incómodos de la cuperosis.

1. Limpieza

Utiliza un limpiador sin jabón ni componentes agresivos, nosotros te recomendamos el Capturador Micelar, un agua micelar sin químicos formulada con activos botánicos calmantes que desmaquilla y limpia las impurezas de la piel sin irritarla.

2. Hidratación

La piel con cuperosis es más fina y por eso tiene tendencia a estar seca y tirante. Con una crema para pieles sensible como la Crema Sensitiva, tu piel estará hidratada y nutrida en profundidad, además de regular la temperatura de la piel y calmar el enrojecimiento de la piel. 

3. Loción Calmante 

Como producto rescate, puedes aplicar el Agua de Musgo antes de la crema hidratante. El Agua de Musgo es un tónico calmante que alivia cualquier tipo de irritación y malestar en la piel desde el primer momento de su aplicación, incluso te lo puedes aplicar a lo largo del día. 

Otro producto que no puede faltar en tu rutina facial de cuidado es la crema facial con protector solar. La exposición continuada al sol, ya sea en invierno o verano, también contribuye en la dilatación de los vasos sanguíneos y de la sensación de ardor en las mejillas. 

¿Qué es la rosácea?

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel, y algunos de los síntomas son: enrojecimiento de la cara, pequeñas venitas visibles en la piel, acné y piel engrosada en frente, barbilla, mejillas y nariz. 

Aunque no hay un factor específico que cause rosácea, sí que es más probable que la padezcas si algún familiar lo tiene, si tu piel es sensible y se enrojece con facilidad, y si eres mujer. 

¿Se puede curar la rosácea? 

No existe una cura para la rosácea, pero si hay tratamientos médicos que ayudan a calmar sus síntomas y los brotes. Por otro lado, una rutina de cuidado facial complementaria a las cremas recetadas por el médico, ayuda a calmar la piel y a reducir el enrojecimiento. 

De la misma forma que para las pieles con cuperosis, desde Secretos del Agua te recomendamos que apuestes por cosméticos naturales y ecológicos y que uses una rutina de limpieza e hidratación que sea suave y delicada con tu piel, sin químicos que la agredan y enrojezcan.

Consejos extras para evitar la piel con rojeces

Para acabar con las rojeces en la cara, te recomendamos que acudas a un dermatólogo si tu piel presenta algunos de los síntomas que hemos mencionado con anterioridad para que te diagnostique correctamente. 

Además de la rutina de belleza, recuerda tener cuidado con el sol, mantente hidratada y sobre todo respira. ¡El estrés es el gran enemigo de la piel!

Compartir vía Facebook Twitter

Welcome to Secretos del Agua

It looks like you are in a country where we don't sell our products yet. Please, confirm that or choose another country manually.

or
information-icon

You are changing your country to %COUNTRYNAME%. Remember that prices and shipping costs may change. Please, check that everything is correct.