Yoga para dormir mejor (5 posturas para hacer antes de dormir)

By 20th octubre 2018Uncategorised

Ya inmersos en plena rutina otoñal, uno de los temas que mas preocupan es el de dormir bien y es que el insomnio es uno de los mayores males de la sociedad moderna hoy en día. ¿Te has planteado alguna vez practicar yoga para dormir mejor?

El descanso y la calidad del sueño (más que la cantidad) es imprescindible para conseguir una salud mental y física. Es la base de todo, si esta pata cojea, no podemos construir ningún hábito sólido. Da un poco de vértigo ¿verdad? Por eso, además de tener un ritual que cumplir escrupulosamente antes de irnos a dormir, como dejar el movil mínimo una hora antes, ¿por qué no incluir en nuestra vida la práctica de una disciplina que va a ayudarnos a conciliar el sueño y que nuestro descanso sea perfecto?

El yoga puede ayudarnos, evitando el consecuente estrés y ansiedad provocado por el insomnio. La práctica regular de yoga nos ofrece muchos beneficios como ayudarnos a dormir mejor, pero podemos hacer una serie de posturas en casa, en el ritual del sueño del que te hablábamos para ayudarnos mejor. ¿Qué posturas son?

  1. Chandra Bhedana (respiro de luna). Nos sentamos en una postura cómoda, en calma y relajación y con la mano derecha taponaremos el orificio derecho de la nariz con el pulgar, dejando que entre el aire solo por el izquierdo asociado a la entrada de la energía fresca y renovadora. Cogemos aire. Cambiamos la presión y tapamos con el índice el orificio izquierdo. Expulsamos aire. Respiramos de esta forma de uno a tres minutos hasta que notemos la paz creciendo en nuestro interior.
  2. Padangusthasana (postura del dedo gordo del pie): De pie, llevamos el tronco hacia delante hasta que nuestras manos reposen sobre nuestros pies. Colgando, dejamos la cabeza caer, los hombros, los brazos en absoluta relajación. Respiramos profundamente de uno a tres minutos. Con esta postura aliviamos tensiones y activamos el sistema parasimpático que nos ayudará a dormir mejor.
  3. Agnistambhasana (postura de la hoguera): La clásica postura sentada de Yoga en la que las piernas no se cruzan si no que la izquierda se apoya en la derecha y juntamos las palmas de las manos en actitud de oración a la altura del esternon con los codos alineados y separados del cuerpo. Aguantamos así durante un minuto y cambiamos la pierna. La tensión se va minimizando cada vez más-
  4. Uttana Shishosana (postura del perrito extendida): Perfecto ejercicio de estiramiento para los que trabajamos sentados durante horas y horas en el ordenador y la tensión se nos acumula principalmente en la espalda y hombros. Partimos de la postura de cuadrupedia y estiramos las manos hacia delante lo máximo posible sin mover las caderas que están a la altura de las rodillas, hasta colocar la frente en el suelo. Esta postura estimula la glándula pituitaria, que controla la melatonina y el ciclo de sueño de nuestro cuerpo.
  5. Viparita Karani (postura de piernas arriba contra la pared): Colocamos las piernas elevadas y apoyadas en la pared, dejando que nuestro sacro descanse y nuestros brazos se coloquen a lo largo del cuerpo con las palmas hacia abajo. recorremos mentalmente cada parte de nuestro cuerpo haciendo que se suelte y se relaje cada vez más. Una vez terminado este recorrido estás listo para disfrutar de un largo, placentero y reparador sueño.

Vale la pena intentarlo, ¿no?

Secretos del Agua
NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro boletín para conocer todas las novedades de Secretos del Agua™ antes que nadie
SUSCRIBIRSE
close-link