¡Prepárate para el verano! Hasta un 10% de descuento y envíos GRATIS hasta el 22 de mayo

Face

Cómo exfoliar la cara correctamente y por qué deberías hacerlo habitualmente

exfoliar la cara correctamente

Seguramente sigas una rutina facial intachable de limpieza e hidratación e incluso te acuerdas de aplicar crema solar para evitar el fotoenvejecimiento, pero si no exfolias la piel del rostro tu tez no luce tan radiante como podría estar.

¿Por qué es necesario exfoliarse la piel de la cara?

Sin duda alguna, el exfoliante es el producto que marca la diferencia. Los exfoliantes son los que se encargan de renovar las células muertas de la piel que taponan los poros y ayudan a que salgan a la superficie las células nuevas. Por lo que, además de limpiar la piel en profundidad influyen activamente en su regeneración.

Tipos de exfoliantes y cómo usarlos correctamente

Hay varios tipos de exfoliaciones por las que puedes optar, desde las más abrasivas que se realizan con productos que contienen ácidos hasta las exfoliaciones físicas o mecánicas, llamadas así por los gránulos que incorpora el producto. Eligir cuál es el mejor exfoliante para ti dependerá de tu tipo de piel y de los resultados que quieras conseguir:

Exfoliantes físicos

Los exfoliantes físicos son los más usados en casa. Este tipo de exfoliantes contienen partículas o granos más o menos visibles que eliminan las células muertas por fricción y que trabajan las capas más superficiales de la piel. Es aconsejable usarlos con gránulos suaves y redondos para evitar dañar o erosionar la piel.

Además, si usas exfoliantes naturales es un extra de cuidados para nuestra piel y para el medioambiente, ya que los microplásticos que contienen algunos exfoliantes son altamente contaminantes. Por ejemplo, nuestro Exfoliante de Rosas es ideal para el rostro porque el gránulo es suave con la piel. Además, es rico en activos botánicos y si se trabaja con paciencia los gránulos se deshacen y no es necesario aclarar con agua. Además es un producto tan versátil que lo usamos en nuestras Bioterapias faciales y corporales, ya que ayuda a preparar la piel para que esté mucho más receptiva a todos los productos que se irán aplicando.

exfoliar la cara correctamente

Exfoliantes químicos

Los exfoliantes químicos trabajan de forma diferente a los exfoliantes físicos, ya que su forma de trabajar depende de la formulación del producto. Por lo general, los exfoliantes químicos se aplican sobre el rostro y se dejan actuar los minutos indicados. Según sus principios activos pueden llegar a las capas más profundas de la piel, eliminando manchas y ayudando a difuminar las arrugas.

Los exfoliantes químicos que puedes encontrar en el mercado tienen un porcentaje muy bajo de estos ácidos lo que hace que sean inofensivos para la piel, así que si quieres conseguir un peeling más agresivo es recomendable acudir a un dermatólogo.

¿Cómo reconocer los exfoliantes químicos?

Seguramente los has visto en algún que otro producto: son los popularmente llamados AHA o BHA.

Los AHA, alfahidroxiácidos, se caracterizan por aportar luminosidad al rostro, y dependiendo de la concentración pueden regular la producción de grasa y difuminar las arrugas. Los más populares son: ácido glicólico, láctico o el cítrico y contrariamente a lo que se piensa, no todos los ácidos son fotosensibles, como el ácido glicólico.

Los BHA, Betahidroxiácidos actúan muy bien sobre las pieles grasas, y por eso se recomiendan en tratamientos para combatir el acné, siendo el ácido salicílico uno de los más populares.

En general, se recomienda aplicar este tipo de productos por la noche, pero de hacerlo por la mañana usa factor de protección solar por si la formulación de estos contuviera algún elemento fotosensible.

Exfoliantes enzimáticos: la alternativa a los exfoliantes químicos

Si tu piel es especialmente sensible y reactiva, no te preocupes porque también hay un exfoliante apto para tu piel: los exfoliantes enzimáticos son la alternativa natural a los exfoliantes químicos. Este tipo de exfoliantes renuevan la piel en base a ingredientes naturales cuyas enzimas son capaces de renovar la piel.

La opción más delicada la puedes probar con Secretos del Agua, nuestro Peeling Selectivo es una exfoliación enzimática suave enriquecida con activos botánicos que ayuda a la renovación de la piel de forma suave.

tipos de exfoliantes

Qué hacer después de exfoliarse la piel

Una vez has exfoliado tu rostro debes aplicar de forma normal tu rutina facial. Nuestra recomendación es que uses primer el limpiador, luego el exfoliante seguido del sérum, crema hidratante y contorno de ojos. Y si te has exfoliado el rostro por la mañana, incluye en tu rutina factor de protección solar, algo imprescindible cada día pero aun más si te has exfoliado la piel.

¡El exfoliante perfecto existe! Solo hay que saber encontrar el idóneo, pero si después de leer este post sigues con dudas te recomendamos que acudas a un centro Secretos del Agua donde después de hacer un diagnóstico de tu piel te recomendarán cuál es el exfoliante perfecto para ti. No te quedes con las ganas de incluir en tu rutina todos los beneficios de la exfoliación facial.

Compartir vía Facebook Twitter